jueves, 21 de febrero de 2013

6ta. Frase Célebre sobre Alegría


Hola de nuevo: aquí les comparto otra frase interesante relacionada con la alegría, y dice así:

"A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas." . Plutarco




¿Qué nos quiere decir esto?

Que a la gente se le recuerda mejor por los momentos gratos, que por los ingratos; aún sin importar las cosas grandes y los mayores éxitos que hayamos realizado o alcanzado en la vida. De hecho, a la gente buena se le recuerda más que aquella que vivió causando dolor y angustia a los demás.
Hasta la Biblia misma nos lo enseña en I Corintios, cap. 13: ¿De qué nos sirve por ejemplo, conquistar el mundo, ser campeón en alguna disciplina deportiva o sabio en algún campo de la ciencia, etc. si somos causa de dolor para los demás, si no amamos a los demás?. El orgullo y la fama de nada sirve ya que nadie  nos va a querer de este modo. Si maltratamos, despreciamos o lastimamos a los que nos rodean no nos damos a querer de ellos. Y es definitivo, simplemente porque a nadie le agrada recordar aquello que cause dolor, angustia, tristeza, ya sea propia o ajena. Es por la misma razón que a nadie le gusta recordar ni pensar en aquellas personas que las causen o las hayan causado en algún momento de su vida o de las demás.

Es mucho más fácil y gratificante hacerlo por aquellos momentos o personas que causen alegría, felicidad, paz; es decir, todo lo grato y lo que lo cause, aunque esas personas no hayan sido grandes ilustres de la sociedad, sino gente humilde de pueblo.

Por eso los invito a vivir la vida con alegría, y a compartir con los demás las cosas bellas y hermosas de la vida, de esta manera todos nos beneficiamos al contagiarnos de cosas buenas. Solamente con esto, hacemos que nuestra vida valga la pena vivirla. Busquemos siempre lo mejor para nosotros, sin descuidar buscarlo también para los demás, ¿cómo?, simplemente compartiendo con ellos la amistad, el cariño, una cena en familia, una salida con amigos, una motivación; es decir, lo mejor de nosotros. Lo que quiero decir es que si pensamos -y actuamos- por el bienestar de los demás, seremos apreciados, amados y recordados por ellos cuando tengamos que separarnos o ya sea, partir de este mundo. Al fin y al cabo son siempre "los pequeños detalles" los más importantes y recordados por la gente, y a la vez los que más perduran en su memoria.

Ahora te pregunto: ¿Cómo vas a vivir el día de mañana?